Equipo de Udla Channel denunció intimidación por agente de tránsito durante una cobertura en Quito

Equipo de Udla Channel denunció intimidación por agente de tránsito durante una cobertura en Quito



El pasado 13 de diciembre, un equipo periodístico de Udla Channel denunció intimidación por parte de un efectivo de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT),  mientras intentaba grabar un operativo de control vehicular. El incidente ocurrió en la avenida Simón Bolívar, en Quito. 

Carla Espín, Melanie Enríquez y Juan Sebastián Madrid recorrieron en taxi las zonas de Calderón, El Condado, El Tejar y la avenida Simón Bolívar para filmar los operativos de tránsito. Cuando llegaron a la avenida, las periodistas se bajaron del vehículo y una de ellas sacó su celular para registrar el operativo. El taxi estacionó. 

Carla Espín narró a Fundamedios que un agente se dio cuenta que estaban filmando  y se acercó. “Nos dijo que no podíamos hacerlo, que teníamos que pedir autorización para filmar. Le dijimos que éramos periodistas pero insistió en que debíamos pedir autorización para hacerlo y nos alzó un poco la voz”. 

La reportera señaló que se sintieron intimidadas y dejaron de filmar inmediatamente tras el llamado de atención. “Somos estudiantes de periodismo y nos asustamos bastante, toda la situación fue de adrenalina y la capacidad de reacción de nosotros no fue inmediata y por eso no grabamos nada de lo que nos dijo el agente”, acotó Espín. 

Después de ello, el agente se acercó al taxi donde estaba el camarógrafo, le pidió al chofer los documentos y lo multaron. 

Udla Channel publicó su reportaje consignando la intimidación e informando que el conductor fue multado con 150 dólares y nueve puntos menos a la licencia por estacionarse en un lugar prohibido, pese que “otros vehículos que eran parte del operativo estaban estacionados en el mismo lugar, no sufrieron de esa sanción”. “(…) La persona que nos movilizaba fue multada y cuestionada porque, supuestamente, estábamos infringiendo la Ley al grabar en un operativo público”, apuntó Carla Espín en la  nota. 

Sin embargo, el 14 de diciembre, la AMT difundió un comunicado en redes sociales solicitando rectificación al medio de comunicación y negó que la sanción responda a una retaliación por filmar el operativo. “La sanción que, efectivamente, recibió el conductor del vehículo se enmarca en los siguientes hechos: ingreso inadecuado a la zona de aseguramiento (espacio de la vía destinado para control vehicular), por no contar con la placa posterior de identificación y porque, además, el conductor portaba su licencia de manejo caducada”, dice el documento. 

Si bien en el comunicado se aclara que los controles vehiculares son “información de acceso público” y la AMT no prohíbe su registro o difusión, según Rebeca Villota, directora de Udla Channel, no menciona nada acerca de la intimidación al equipo de prensa, pese que el medio cumplió con la rectificación. “En ese comunicado no se habla de la intimidación a la que sometieron a nuestro equipo para impedirle que grabe cuando los operativos son públicos”, cuestiona. 

Desde la Dirección de Comunicación de la AMT aseguraron que solicitaron a Udla Channel las pruebas para corroborar la intimidación por parte del agente de tránsito y evaluar correctivos con un sustento legal, pero el medio no contaba con el material. 

Señalaron, además que existe apertura para que los medios de comunicación participen de los operativos de control, pues uno de sus propósitos es mejorar el servicio, sancionar y eliminar la corrupción. 

Fundamedios  recuerda la obligación de las instituciones públicas de no obstaculizar coberturas y brindar acceso a la información pública, sea o no sean actos o eventos donde se invite explícitamente a la prensa o por lo contrario no se la invite.