Municipio de Quito sancionó a representante de colectivo

Municipio de Quito sancionó a representante de colectivo



El 31 de diciembre de 2019, Juan Carlos Guerra, uno de los representantes del colectivo Desde El Margen, fue multado con 100 dólares por la Agencia Metropolitana de Control del Municipio de Quito (AMC). Esto, tras la negativa de la agrupación de retirar varios monigotes que representaban a funcionarios y que estaban colgados con soga en la Esfera del parque El Arbolito (centro de la capital). La autoridad indicó que el motivo de la sanción fue el uso indebido del espacio público. 

El colectivo, creado hace tres años, realizaba un acto simbólico en recordatorio al paro nacional de octubre de 2019. Los monigotes representaban a la ministra de Gobierno, María Paula Romo; al ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín; y a periodistas de La Posta y Teleamazonas

En un video difundido en Facebook se observa que, inicialmente, llega la Policía Nacional al parque y solicita la identificación a los representantes de Desde El Margen y los demás ciudadanos que participaban de la actividad.

Andrea Reinoso, miembro del colectivo, confirmó esta información a Fundamedios y explicó que después arribó un capitán de Policía y personal de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO). La autoridad solicitó que se baje los monigotes porque la Esfera es un “monumento patrimonial y podría dañarse”. 

“Nosotros les decíamos que cuando hay manifestaciones se colocan banderas, incluso los niños se suben a jugar a la esfera, se han hecho homenajes, fotografías, etc. Les explicamos que lo que hacíamos era un acto de memoria en un espacio público que nos pertenecía (…) el Capitán dijo que iba a venir con un funcionario de la Secretaría de Cultura y con un fiscal y que eso era delito y nos iban a llevar presos”, narró Reinoso.  

Fundamedios contactó con el Ministerio de Gobierno. La institución desmintió que se haya tratado de impedir la colocación de los monigotes en El Arbolito. Incluso señaló que la ministra Romo se pronunció en su cuenta personal de Twitter e indicó que “no se prohíbe ningún monigote, ni propio ni ajeno”.

El 31 de diciembre, una hora después del arribo de la Policía, representantes de la AMC llegaron a El Arbolito y una funcionaria identificada como Mónica Moreta solicitó un permiso municipal para el uso del espacio público. 

“Ustedes para ocupar el espacio público deben acceder a un permiso que lo pueden tramitar en cualquier administración zonal para hacer cualquier tipo de expresión o manifestación en el espacio público (…) debían de haber obtenido el respectivo permiso, nadie les está privando de expresarse en el espacio público, para ello existen ordenanzas”, mencionó Moreta. Sus declaraciones son parte de un video que circula en Facebook.  

Reinoso explicó que se negaron a recibir la notificación escrita del Municipio, pero los funcionarios indicaron que la multa es un salario mínimo (400 dólares). La activista aclaró que no han solicitado la notificación a la Alcaldía. 

Fundamedios solicitó la versión de la Agencia Metropolitana de Control. Desde la AMC se reiteró que no se puede hacer uso de cualquier monumento del espacio público de Quito. Dicho acto es catalogado como infracción y su sanción está tipificada en el artículo IV.8.60 del Código Municipal.

El uso de espacios públicos sin la correspondiente autorización, o que rompa las prohibiciones que se establecen al respecto, será sancionado con una multa de cien dólares, que se duplicará en caso de reincidencia, y con la demolición de cualquier construcción que se hubiere realizado en bienes de dominio público, sin contar con la correspondiente autorización”, sostiene el artículo.