FUNDAMEDIOS condena con firmeza la retención arbitraria e ilegal de más de...

FUNDAMEDIOS condena con firmeza la retención arbitraria e ilegal de más de 30 periodistas, así como la vigilancia a reporteros extranjeros

0 126

FUNDAMEDIOS vuelve a condenar, como lo hicimos en el momento de los hechos, esta “retención” ilegal, la agresión, coacción y presión ejercida por un sector de la dirigencia indígena y exigimos que se tome rápidamente distancia de actos ilegales y atentatorios a los Derechos Humanos fundamentales.

Así mismo, exigimos que cese de forma inmediata la vigilancia por parte de un sector de la dirigencia indígena en contra de corresponsales extranjeros que han llegado al Ecuador a realizar la cobertura del conflicto social. 

La mañana del 10 de octubre, varios equipos de prensa que cubrían una concentración indígena en el Ágora de la Casa de la Cultura ecuatoriana, al centro norte de Quito, fueron “retenidos”, muchos contra su voluntad, por un sector de la dirigencia indígena encabezado por Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), que les exigía transmitir en vivo un acto de aplicación  de “justicia indígena” en contra de 8 policías, también “retenidos”.

Pasada las 10 de la mañana, Teleamazonas y Ecuavisa interrumpieron su programación para informar y transmitir, a manera de flash informativo, la postura de este sector de la dirigencia indígena. 

Leonidas Iza y otros líderes indígenas exigían que el Gobierno derogue la aprobación de una medida que elimina el subsidio a la gasolina, pedían que los ministros de Gobierno y Defensa depongan su cargo y exigían a los medios presentes que se queden en el sitio cubriendo sus demandas, pues aseguraban que, desde que empezó el Paro Nacional el pasado 3 de octubre, la prensa ha trabajado de forma parcial y poco ética, cubriendo solo los intereses del Gobierno.

Juan Carlos Calderón, director del portal Plan V y Presidente de la Junta Directiva de FUNDAMEDIOS, ofreció su testimonio de que hubo retención, presión e intimidación para la prensa. Si bien el trabajo periodístico pudo hacerse, explicó que habían restricciones  de acceso y salida por una guardia comunitaria y que “fueron prácticamente obligados a permanecer cubriendo los hechos”.

“La actitud de la mayoría de los periodistas fue estoica, decididos a permanecer en el sitio porque ahí estaba la noticia”, señaló Calderón.

En las últimas hora se pudo conocer el testimonio del Periodista argentino Nelson Castro de la cadena TN, Todo Noticias, que ratifica “la retención” contra su voluntad de equipos periodísticos y la vigilancia permanente a la que están sometidos los reporteros extranjeros que han llegado al Ecuador a vivir el conflicto social. Este último hecho será ampliado por FUNDAMEDIOS, en las próximas horas. 

El periodista de Teleamazonas Freddy Paredes, quien al salir del recinto, fue atacado con una piedra en la cabeza y presentó una fractura de la clavícula y un golpe en la cabeza con herida abierta, condenó lo sucedido. Quiero responsabilizar a la alta dirigencia de la CONAIE, al señor Jaime Vargas por la seguridad mía y por la seguridad de todos los periodistas que estamos cubriendo las manifestaciones y este paro (…)”, aseguró.

Una reportera, quien prefirió no identificarse, comentó que ella y otros colegas fueron amenazados, hostigados y tildados de prensa corrupta y mediocre.

José Daniel Acosta, periodista de la UCSG TV, salió junto a otros colegas pasadas las 16 horas. El reportero sostuvo que al interior del recinto se arremetió contra los medios de comunicación y no se quería dejar salir a la prensa, pues todas las puertas de acceso permanecieron cerradas.

También hubo otro grupo de periodistas que afirmaron que fueron tratados bien y negaron que hayan sido retenidos, pues dijeron que pudieron salir por sus propios medios y sin presión alguna. Algunos cubrieron el homenaje a Inocencio Tucumbio, indígena que falleció en las violentas protestas.

Bajemos las tensiones. No me siento secuestrada. Todos los periodistas hemos sido bien tratados. Nos acaban de dar de comer. Nos han facilitado la cobertura”, señaló Susana Morán.

FUNDAMEDIOS no ha revelado la identidad de todos los comunicadores que estuvieron durante horas en el Ágora de la Casa de la Cultura, por razones de seguridad de los propios periodistas quienes temen represalias futuras en sus coberturas diarias.